El estigma del lobo estepario

Cómo hacer cuando el sindrome de lobo estepario cae sobre nosotros haciéndose el sumum final del nuestro objetivo, el cual está plagado de carencias.

Y las ganas de llorar son tantas que terminan por lograr la incapacidad de llanto, y el ahogo se presenta como un airbag inflable que se expande dentro del pecho.

Todo ha salido como quisimos, y cuando damos media vuelta, nada a dado resultado. ¿Cómo el éxito, solo es un pasajero virtual y mentiroso de nuestra cotidianeidad?

Qué hacer con ese grito tapado por una garganta inalterable, cuando todo lo que decimos, por más de decir todo, nunca alcanza!

¿Gritar solucionará las cosas? ¿Llorar solucionará las cosas? Acaso no quiere decir esto que no queremos estar tan cerca de nuestra muerte simbólica. Y ésta, termina siendo nuestra consecuencia real.

Ese torbellino rojo que nace de nuestra circunferencia existencial y nos absorbe sin dejar ni siquiera lugar a un escape nunca posible.

Adiós, adiós……….. pero nunca nada se va.
Hoy nunca nada se va, y cuando se va, en realidad nunca se fue, adiós dos veces, otra vez….



Reflexiones cortas de la vida, reflexiones de superacion, pensamientos y mas. Reflexiones cortas para niños y para jovenes.