El arrebato del cuervo

cuervo-2El dolor y el miedo invadieron mi corazón y mente, provocando escalofríos y temores más grandes que los que provocarían una noche sombría de lecturas de Poe.

Cada sonido que sus cuerdas vocales dejaban salir, eran comparados con latigazos que recibía el nazareno por la humanidad, sin tocarme, sin mirarme, sin atacarme, con preguntas sin respuestas, preguntas que se alojaba cada una en mi cabeza y mi pecho, derrumbando mis muros, adentrándoseme, produciendo un dolor sublime y tierno, referenciado a mi merecido castigo, ver sus llantos sin lágrimas, su dolor saliendo por sus poros, una vida sin alma, un cuerpo sin deseos de vivir…

Las cavidades de su corazón, donde las intensas descargas hacen mover los músculos que mezclan y bombean la sangre roja a todo el cuerpo, sus manos blancas y su cara pálida, por la falta de esfuerzo del corazón, el mundo me pareció tan vasto tan grande, yo tan pequeño y siendo tan nefasto, pretendí ser Dios, un Dios nefasto y cruel, jugar con el hilo rojo de un mortal, sin saber que el mortal no era más que yo.

Viéndome tan pequeño, comprendí el tamaño del corazón que llevo en mi pecho el cual lloraba, ver el tamaño verdadero del corazón de ella, cuando se refería a mí, mi yo interior murió en ese momento, creo que ver la sinceridad en esos grandes ojos claros con tonalidades marrones me llevaron a un ser un poco más sensitivo, una nueva versión de mí, más sombrías y abatida por mis demonios que ahora me perseguían y me perseguirán por el resto de mi vida, siendo consciente de mi estado mortal y consiente del estado sublime de su conciencia, tarde me di cuenta de todo lo que llevaba por mí dentro, de la magnitud del sentimiento generado…



Reflexiones cortas de la vida, reflexiones de superacion, pensamientos y mas. Reflexiones cortas para niños y para jovenes.