Te digo adiós

image_934Llegaste a mi vida como un aire fresco, sin buscarnos nos encontramos, una simple mirada tuya y esa sonrisa que me estremeció, fueron suficientes para abrirte de par en par las puertas de mi corazón.

Ese loco corazón que no te deja ir, al que le diste la felicidad durante algunos meses, los mejores de mi vida y que mantuve la ilusión de ese caminar juntos tomados de la mano, sabiendo que tu eres primavera y yo soy otoño.

Sé que nuestros caminos están cruzados, me diste tu juventud y yo te di mi experiencia, ambos nos disfrutamos y nos amamos como lobos hambrientos, como si fuera el último día de nuestras vidas.

Hoy te digo adiós y así, como el aire fresco un día te trajo hacia mí, ahora una nube negra te aparta de mi camino llevándonos por diferentes senderos.

Sé que encontrarás otros labios que besarás con tanta pasión como lo hacías conmigo, y yo encontraré otros brazos que me brindarán el calor que tú me dabas.

Gotas de rocío caen sobre mis ojos hoy, y con gran dolor en mi pecho te digo adiós y te bendigo por aparecer en mi vida. Adiós, amor mío.



Reflexiones cortas de la vida, reflexiones de superacion, pensamientos y mas. Reflexiones cortas para niños y para jovenes.